HABRÁ REDUCCIÓN DE SORGO EN GUANAJUATO HASTA DE UN 25 POR
CIENTO

EL sorgo se ha visto perjudicado con la plaga del pulgón amarillo
Celaya, Gto.- Hasta el momento la plaga del pulgón amarillo en los
cultivos de sorgo en Guanajuato ya se ha controlado, aunque se prevé que podría
haber una reducción de un 20 ó 25 por ciento en el rendimiento general de la
cosecha debido a los daños que provocó este insecto, así lo reconoció el
secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, Javier Usabiaga Arroyo.
Informó que hasta el momento, la SDAYR a través de las presidencias
municipales ha entregado 19 mil 551 dosis de insecticida a productores de
temporal para fumigar igual número de hectáreas.
“Hay zonas en donde ya estamos encontrando poblaciones cero
como en Acámbaro porque la presencia de la plaga fue mucho menor. Además la
plaga ha bajado mucho porque los carbohidratos de la planta también han bajado
y ya no es tan apetitosa para el insecto como hace un mes y además los
productores han venido fumigando con las recomendaciones que se les han dado”.
Usabiaga Arroyo señaló que el caso de los productores de
riego se les apoyó a través de un esquema de crédito para que pudieran comprar
insecticida a costo real y evitar los sobreprecios.
Dijo que hasta el momento han apoyado a productores para la
compra de  20 mil dosis de insecticida a
través del Distrito de Riego 011.
“Yo te diría que hoy la plaga ya está bajo control, el daño
que se hizo ya está hecho y en algunos casos hay productores que sí tienen
pérdidas totales. Yo calculo que los sorgos de riego en su gran mayoría están
en buenas condiciones”.
Explicó que el sector más afectado fueron los productores de
temporal, por lo cual se les apoyará también con un cultivo de alternativa,
como lo es el garbanzo, para que puedan aprovechar la humedad de la temporada,
alcanzar a cosechar algo y recuperar un poco la actividad económica.
En los productores de temporal se analiza la manera de
poder ayudar, por lo pronto se ha implementado un programa de garbanzo
blanco para que  ellos puedan resarcir
las pérdidas o por lo menos tener la esperanza de poder cosechar algo en el
ciclo otoño invierno.

“Yo creo que la afectación en superficie sí llega en un 30
por ciento pero no en rendimiento porque el mayor daño está en cultivos de
temporal que tienen un rendimiento más bajo, por eso yo pienso que en lo
general vamos a tener una reducción de un 25 por ciento en el rendimiento de la
cosecha. Es decir, del millón 500 mil toneladas que esperábamos vamos a tener
un millón 200 mil toneladas o hasta un millón 100 mil”, mencionó.