8vo
Salón Hot Wheels
 
El incesante ruido de los motores, ese peculiar olor a caucho y horas de
diversión en familia, fueron parte del 8vo salón Hot Wheels de este año el cual
realizó el fin de semana pasado.
Tres
días en que los amantes de los automóviles se dieron cita en el Pepsico Center dentro
del WTC, para disfrutar de un espectáculo que reúne a chicos y grandes,
coleccionistas y aficionados y por supuesto, ¡los autos más impresionantes!,
todo en un solo lugar.
En
esta edición se contó con la presencia de diseñadores de Mattel en una firma de
autógrafos, área de consolas Xbox para sentir la adrenalina compitiendo con
otros asistentes, pista de carreras, área de exhibición de las mejores marcas, así
como versiones modificadas por verdaderos fanáticos de Hot Wheels.
Sin
duda el vehículo que se llevó todas las miradas fue el Darth Vader Car, diseño de Bryan
Benedict, que ha trabajado para marcas como Honda y Mercedes Benz.
Su estructura
base, un Chevrolet Corvette, posee un motor V8 LS3 a 6.2L y 526 HP, que le
permite llegar a una velocidad máxima de 241 km/h, cabe destacar que este auto
es réplica exacta del juguete que Hot Wheels lanzó en 2014 y por supuesto, no
podían faltar los Stormtroopers que suspendieron la batalla para tomarse
fotografías con los asistentes.
Para los fans de
El Caballero de la Noche, se presentó el Batimóvil clásico, usado por Batman de
1966 a 1968 en la serie televisiva. Este vehículo tiene el alma de un Cadillac
1959, su diseño está basado en un Lincoln Futura, pero tiene todo el espíritu
de ese Batman que nos remonta a la época con un poco de nostalgia; sin dejar de
lado los detalles, ya que al ser encendido escupe fuego por el escape, emite
los sonidos originales de la serie y hasta cuenta con su teléfono rojo, por si
Gótica necesita ayuda.
El Batimóvil cuenta con un motor V8, 6.4L y 345 HP y su versión a escala es uno
de los modelos más vendidos de Hot Wheels.

Además de estas
joyas del diseño personalizado, marcas como Audi, Mustang, Camaro, Mercedes
Benz, Mini Cooper, BMW y Nissan estuvieron presentes con algunos de sus nuevos
modelos; y para los coleccionistas, cientos de modelos Hot Wheels estuvieron a
la venta, algunos a precios muy accesibles y modelos exclusivos para
conocedores.

Si se perdieron esta edición, no se preocupen, ya es una tradición y el siguiente
año seguro nos tendrá los mejores autos, tanto nuevos como modificados, para el
disfrute de todos los fanáticos. 

Autor: Perla Corona