TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD REQUIERE TRATAMIENTO
ESPECÍFICO: IMSS

Por Mako Sierra
Celaya, Gto.- El medio ambiente y el
entorno social del paciente influyen en el desarrollo del Trastorno por Déficit
de Atención e Hiperactividad, ya que afecta sus actividades diarias”, señaló la
doctora Ana Luisa Granados Mata, pediatra del Hospital General del Instituto
Mexicano del Seguro Social (IMSS) Guanajuato.
El trastorno por déficit de atención e
hiperactividad requiere de un tratamiento específico, ya que los menores con
este padecimiento son hiperactivos, inquietos, no pueden estar tranquilos,
llegan a un lugar y comienzan a correr y brincar, no se concentran y prestan
poca atención.
La doctora Granados Mata señaló que es un
padecimiento multifactorial, aunque existen diversas teorías que indican que
existe una carga o tendencia familiar, es decir,  una persona que tiene antecedentes familiares
con la enfermedad, registra el doble de riesgo de también desarrollar la
afección, en relación a la población en general.
Otras corrientes mencionan que su origen
se debe a lesiones anatómicas a nivel cerebral y las otras comentan que tiene
que ver directamente con el medio en el que el menor se desenvuelve, por ello
se dice que en general es multifactorial.
“Existen cuestionarios que se aplican a
los familiares y a los pacientes para poder diagnosticar este trastorno, se
analiza el entorno y en caso de diagnosticarlo se debe brindar tratamiento
farmacológico y revisar el entorno familiar, psicosocial y emocional del
paciente para evitar repercusiones negativas en su vida futura”.
Por último dijo que no se puede prevenir,
por lo que recomendó a los padres de familia o tutores de los menores estar
pendientes del desarrollo emocional de los pequeños, para detectar cualquier
situación negativa para ellos y en caso de presentarse un aspecto negativo,
acudir a revisión profesional para recibir orientación al respecto.