Por Mako Sierra

Celaya, Gto.-La directora del DIF en Celaya, Saraí Núñez no tiene sensibilidad para tratar a las personas de escasos recursos y menos sabe de las necesidades que tenemos día a día, así lo aseguró la señora San Juana Montoya, líder social de la colonia La Esperanza, quien recibió insultos por parte de la funcionaria municipal.

Explicó que durante el evento de la presentación del Programa de Gobierno donde acudió el gobernador Miguel Márquez Márquez la directora del DIF le empezó a decir: “que sólo tenía la cara de tonta y que aparte era mentirosa” porque según la funcionaria la había apoyado, algo que la líder social negó con documentos.

“Durante el evento de la presentación del Plan de Proyecto que se realizó ayer, Saraí me empezó a decir que yo sólo tenía la cara de tonta pero que tonta no era, algo que me dolió mucho porque yo no recibo sueldo y trabajo para beneficio de la gente que menos tiene, yo no tendré la preparación que ella, pero si tengo en claro que yo nunca insultaría a una persona así”.

Por ello la señora San Juana comentó que la funcionaria municipal puede tener la preparación y tener estudios, pero no tiene la calidad moral para tratar a las personas de escasos recursos como lo demostró al insultarla.

Añadió que la licenciada Saraí no tiene la sensibilidad para dirigirse a las personas de bajos recursos o más necesitadas y tampoco tiene la menor idea de las necesidades que sufren a diario en el municipio de Celaya.

“No se vale que tengamos funcionarios como la licenciada con falta de tacto y que no le gusta entierrarse los zapatos, no le gusta venir a las colonias de tierra y eso que está al frente del DIF, organismo que se supone atiende a los más necesitados”, finalizó la líder social.