Por Mako Sierra

Apaseo el Alto, Gto.- Fueron más de 150 casquillos percutidos de armas de grueso calibre los que se localizaron en la ejecución de la pareja (hombre y mujer) en la carretera federal Querétaro-Apaseo el Alto registrada durante la noche del sábado.

Los cuerpos que se localizaron a bordo del vehículo Chevrolet tipo Camaro de modelo reciente y con placas del estado de Querétaro, fueron identificados Alberto Álvarez de 37 años de edad y María Guadalupe Mendoza de 35 años de edad, ambos dedicados a la compra venta de autos y tenían además un negocio de autopartes de vehículos.

De acuerdo a Luis Javier Tovar Gil, director de Tramitación Común de la Subprocuraduría de Justicia en la Región C, destacó que el reporte lo recibieron a las 00:55 horas de este domingo y al acudir a la escena del crimen observaron la existencia de los dos cadáveres.

En el lugar se pudieron contabilizar cartuchos percutidos de diferentes armas conocidas como de alto poder, siendo estas la .223, 7.62, .45 y 9 milímetros.

De acuerdo a versiones extraoficiales, se pudo conocer que el matrimonio transitaba por la calle Manuel Doblado cuando fueron atacados a balazos, situación que generó que el conductor Alberto imprimiera mayor velocidad hasta perder el control e impactarse contra el muro de contención, donde los sicarios aprovecharon para acribillarlos.