Por Karen Delgado

Con la presencia de alrededor de 700 personas entre autoridades municipales, estatales, federales, de la iglesia católica y feligreses se llevó a cabo la colocación de la primera piedra de Mi Nueva Catedral Celaya la cual será construida en la parte trasera del centro interactivo La Nave, dicha obra tendrá una inversión de 100 millones de pesos.

Con una duración de más de 2 horas y media se realizó en el evento, el proyecto fue realizado por el despacho Gaera-Springal Arquitectos, esto luego de resultar ganador de las 40 propuestas que se recibieron por parte de arquitectos tanto nacionales como internacionales.

El proyecto de la nueva catedral tendrá 18,000 metros cuadrados y se prevé que después de 5 o 6 años se termine la construcción.

La obra tendrá una capacidad para mil personas, 200 lugares para sacerdotes, una capilla dedicada a Juan Pablo II, más 10 mil criptas, además de un estacionamiento con 200 plazas disponibles.

Ramón Lemus Muñoz Ledo, presidente municipal comentó que dicho espacio será representativo como símbolo de fe, “esta forma de acercarnos a Dios, de apropiarnos de nuestro espacio”.

Por su parte el Gobernador del Estado, Miguel Márquez Márquez puntualizó la presencia del turismo religioso en Guanajuato, comentó que durante el 2014-2015 se rehabilitaron 22 templos en todo el estado con una inversión de 121 millones de pesos

”Guanajuato siendo el sexto lugar en turismo a nivel nacional, casi un cuarto de millón de personas visitaron el estado y ellos dijeron venir por motivos religiosos”.

Con la colocación de la primera piedra se resguardaron diversos documentos como el mensaje que emitió el Obispo de la Diócesis de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia además de algunos donativos, donde destaca el del ex alcalde Ismael Pérez Ordaz quien depositó diversos billetes con denominación de 200 pesos.

Con una breve misa que duró alrededor de 40 minutos se llevó a cabo el cierre del evento, la cual estuvo presidida por el Nuncio Apostólico Christophe Pierre.

Cabe mencionar que durante el evento se dejó ver la falta de atención a medios de comunicación, mala logística, la colocación fallida de las escaleras lo que provocaba el tropiezo en diversas ocasiones de las autoridades, además de que el Gobernador del Estado y el Nuncio Apostólico negaron la atención a los distintos medios de comunicación que se encontraban en el lugar.