Por Mako Sierra

Celaya, Gto.- Las tres personas que fueron ejecutadas en la Zona de Oro II no contaban con algún tipo de antecedente,  sin embargo se encontraron objetos de dudosa procedencia y restos de droga, así lo dio a conocer el Subprocurador de Justicia en la Región C, René Urrutia de la Vega.

Señaló que ya fueron identificados plenamente y se está investigando la mecánica de los hechos, así como la hipótesis de que una persona más huyó del lugar de los hechos y se salvó de ser ejecutado junto con las tres personas.

Urrutia de la Vega dijo que los dos hombres respondían a los nombres de Francisco y Antonio Martínez Acosta, de 26 y 22 años de edad respectivamente, quienes además eran hermanos entre sí, así como una mujer de nombre Erika Cecilia Martínez Arredondo de 20 años de edad.

También confirmó que los hombres eran hijos del tapicero que fue acribillado dentro de su negocio ubicado en la avenida Constituyentes y podría tener relación con los ataques registrados este sábado por la noche.

“Estamos investigando todas las líneas y viendo la posibilidad de que haya también presencia de algún grupo delictivo, lo que ya se pudo establecer es que ya están identificados los cuerpos de las personas que fallecieron a consecuencia del ataque y que no tenía antecedentes penales”, puntualizó.