Por Mako Sierra

Cortazar, Gto.- La inventiva para la utilización de desechos animales principalmente de vacas, es la base para que un grupo de agricultores fundara la empresa Composta del Bajío, que ya emplean en sus cultivos con abatimiento de costos y buenos resultados.

Estos nutrientes para la tierra, son producto del reciclaje de podas en parques y jardines o desechos orgánicos como el estiércol de las vacas que casi todas las familias tienen en los patios traseros como basura.

Estas actividades las desarrollan productores locales, y fueron presentadas a varios regidores de la comisión de ecología, Carlos Durán, Rocío Fernández Corona y Christian Campos.

La directora del organismo, Miriam Silva, el Síndico Santiago García, Javier Díaz, secretario del Ayuntamiento y representante del alcalde Hugo Estefanía, escucharon con atención las explicaciones que se les brindaron.

Jorge Valente Veloz Granados y Cayetano Arriaga, explicaron que desde el 2009 comenzaron el proyecto que básicamente buscó la manera de reciclar los desechos que mucha gente piensa que es basura y no lo aprovechan.

Con esfuerzo, quedaron en el proyecto 18 productores de una treintena que comenzaron y que se fueron por falta de interés o porque no vieron los beneficios inmediatos, según dijeron.

Mediante el proceso de elaboración de composta, se abaten los costos de producción y la calidad de los productos resultan ser mejores que con los químicos, explicaron, además de que evitan la contaminación.

Y dijeron que muchas plagas como el pulgón amarillo por las mutaciones que hace, son muy resistentes a los insecticidas y la única manera de control, como lo hicieron en Tamaulipas, es con organismos benéficos.