Por Mako Sierra

Cortazar, Gto.- Dos personas lesionadas con quemaduras de tercer grado y otra más intoxicada, fue el resultado de una explosión en la fábrica conocida como Arrocera del Bajío que se registró esta madrugada.

El siniestro provocó que como medida preventiva se suspendieran clases este lunes en la escuela Revolución y el kínder Josefa Ortiz; aunque no se corría ya ningún peligro, coincidieron autoridades.

Operativamente, hasta las 9:30 de la mañana de este lunes culminaban con la sofocación de 3 silos de 10 toneladas de cascarilla y polvo fino de arroz. Implicó la participación de unos 25 elementos de los cuerpos de seguridad, y se utilizaron 52 mil litros de agua.

Según el parte informativo de Tránsito Municipal, Protección Civil, Seguridad Pública y Bomberos, la madrugada de este lunes 27 de junio a las 04:15 horas se recibió el reporte a la Central de Emergencias 066 y de inmediato acudieron las unidades al bulevar Paseo de la Juventud número 96.

Fue una explosión en la zona de “Productos” en el área del elevador que transporta el material, como la cascarilla de arroz es flamable, debe trabajarse húmeda, al faltarle más porcentaje de agua se provocó la ignición.

De inmediato se atendió a los dos primeros lesionados: Jaime Javier Alonso, 19 años  de edad, con domicilio en Vicente Guerrero 226 y Hugo Eduardo González, con domicilio en calle Duraznos 1149 de Residencial Los Huertos, ambos con quemaduras de tercer grado, los atienden en el IMSS de Celaya. En tanto que Raúl Rodríguez López, de 37  años, con domicilio en Benemérito de las Américas, en la colonia Carrillo Puerto, sufrió crisis nerviosa e intoxicación, se le atendió en el lugar.

Hasta las 10 de la mañana se quedaron para supervisión elementos de Bomberos, Protección Civil, Seguridad Pública y de Tránsito Municipal. Personal de la arrocera sigue trabajando normalmente.