Carlos Palacio de la Cruz, líder de la Unión de Comerciantes A.L.M. comento que venció el tiempo para la Convocatoria para el programa de Fotocredencialización 2016.

Sin embargo, comento que, si no se renovó por motivos de salud o alguna cuestión más problemática se buscara la forma junto con el director de Fiscalización de hacer una excepción, pero si no se renovó por desidia o pagos atrasados se harán acreedores a una multa o sanción correspondiente; ya que se les estuvo invitando constantemente y tuvieron el tiempo de hacerlo y resulta grave.

Son aproximadamente 1500 comerciantes de los cuáles cerca el 40% del padrón de fiscalización no renovó, lo cual resulta alarmante. Cabe destacar que es importante la Fotocredencialización porque es su permiso para poder vender en la vía pública y es una manera de defenderse de que están al corriente de sus trámites correspondientes ante la misma dependencia.

“estamos viendo ahorita con el departamento de fiscalización si se puede abrir una prórroga para de una vez registrar al total de los comerciantes”.

Palacio de la Cruz considera que hay falta de compromiso de algunos comerciantes ya que se estuvieron teniendo platicas constantes acerca de lo importante que era tener papeles en orden y así evitar ser multados por fiscalización. El costo de la multa al que se harán acreedores es de $185 pesos aproximadamente por cada verificación que se les haga.