Esta Boca es Mía

Por Jorge Montes González

MIEDO

“Lo que se ve, no se pregunta”. (Juanga)

Estamos cerca del día de muertos y de que nuestros vecinos del norte celebren el Halloween. Pero mis compañeros del H. Ayuntamiento tienen un miedo, y no porque se les aparezca el ánima o la llorona, sino de subir los asuntos de hacer comparecer a los Directores del Gobierno Municipal.

Pero la pregunta es: ¿a qué demonios le temen? Responderé esta pregunta con algunas posibles respuestas y mis tres lectores tendrán la mejor respuesta.

El miedo número uno es que es evidente que en las sesiones del Ayuntamiento queda constancia pública de las preguntas, respuestas, explicaciones y argumentaciones. Así como el pez por su boca muere, así los jugadores de fútbol cuidan más el físico –y eso que apenas vamos en los primeros 15 minutos de juego de media temporada, no es ni siquiera juego de liguilla-.

El segundo, es el esconder las tonterías de su Director -en este caso o las acciones meta legales- que los Directores actúan sin apego a la ley y a la norma. Tuercen la ley a gusto y conveniencia -en el mejor de los casos-; o podrían quedar su ineptitud e incompetencia en su actuar como servidores públicos.

Como miembros de una fracción podría evidenciar la falta de argumentación y coherencia en el actuar, decir y pensar; lo cual daría por resultado que es un partido que si estos son sus mejores miembros, como estarán los que le siguen.

La democracia, si bien lo hemos expuesto en anteriores colaboraciones, dar la razón a la mayoría no necesariamente es lo correcto o mejor para todos, sino solo para ellos. Los contrapesos en la democracia se basan en el respeto, diálogo y suma de acuerdo con los demás, pero basado en argumentos razonados y coherentes, la democracia sin contrapesos lleva a los excesos como el de Venezuela o Hitler. En ambos casos nadie puede negar que llegaron al cargo en forma democrática pero sin un freno y se volvieron  igual de tiranos que un dictador.

Hoy la gobernabilidad tiene que ver con la humildad de reconocer que todos tienen una parte de razón y no la imposición de voluntades: sin diálogo y solo a base del avasallamiento del voto corporativo sin razonamiento como está sucediendo en este ayuntamiento.

La democracia se engrandece y enriquece con la diversidad de opiniones -no con actitudes autoritarias y totalitarias-.

Una parte de razón nos asiste a todos, el gran talento de la democracia es en las diferencias encontrar las coincidencias y a partir de ahí la construcción de acuerdos, pero para eso se necesita talento y voluntad, que hoy por cierto escasea. Ustedes decidan si les gusto alguna respuesta, todas o ninguna.

Concluyendo y como punto y aparte; recordemos a los que se nos han adelantado a lugar eterno, que viven en la memoria del corazón y que gracias a ellos vivimos, aprendimos, crecimos y disfrutamos de su tiempo, vida y compañía; que vivan sus muertos en su corazón, para ellos mi más profundo respeto y agradecimiento, el más profundo de mis suspiros,  la gota de rocío que brota de mis ojos al anhelar su presencia. Una oración por que donde estén, tengan paz.

Mi correo y Facebook regidorjorgemontes@gmail.com; twitter y periscope @JORGEMONTES; liga musical de la semana https://www.youtube.com/watch?v=q0aJNodUyb0