Esta Boca Es Mía

Por Jorge Montes González

El Gandalla es Anaya

Para tener el pico largo, hay que tener la cola corta (refrán popular)

Lo que hoy es noticia nacional, es algo que los queretanos ya sabían. Que el llamado joven maravilla termino siendo el pillo pesadilla, este que se llenaba la boca escupiendo y hablando de corrupción y de la pureza de su alma y actuar.

Pero poco le duró el gusto; se atrevió a volar, se fue elevando y al perder el suelo dejó al descubierto todas sus miserias. Que lo que decía ser, era más frágil que un castillo de naipes, porque aun los panistas no pueden defender lo indefendible.

Para empezar, habla de que gana 300,000 pesos y que esos no pagan impuestos -para tener un ingreso de trescientos mil pesos mensuales su ingreso real debería ser por lo menos de unos 400,000- y aún si fuera así no le dan las cifras, ya que hablan de un gasto de 4,500,000 de pesos, sin contar los gastos de avión.

Vemos una muy mala defensa de su caso. Si este es el que va a limpiar la política, se demostró que está hecho de lo mismo que pretende atacar; si este líder es el de las manos limpias, las tiene muy embarradas.

El PAN tendrá que reaccionar rápido, su discurso se cayó. Y si se veían ya en la presidencia de la República, hoy su sueño se empieza a desdibujar. La corrupción no es mal de un solo partido. ¿Qué los panistas de Querétaro no se acuerdan de un señor Garrido Patrón, y en Aguascalientes de un señor Reynoso Fermat, en Jalisco Etilio perdón Emilio González y en Guanajuato aun nos acordamos de un pillo innombrable de Apellido Oliva? ¿O ya se nos olvidó?

Y la reacción deberá ser -si tienen un poco de coherencia- la destitución, remoción, renuncia o cambio del pillo este. Si lo mantienen todo su discurso sonará falso, serán solo palabras al viento de Lord Anaya; el discurso anti corrupción será una lápida, será una viga en el ojo propio.

Hoy la sociedad urge de acciones de verdad, que el hablar y el actuar deban de ir por el mismo camino. No se valen dobles morales ni discursos. Hoy los mexicanos queremos un cambio pero no necesario de partido sino va mas allá, queremos un cambio de políticos corruptos y mentirosos como resulto el tal Anaya, que recibe el alias del cerillo y este cerillo ya se quemó.

Sigan pendientes pronto el cuento anual lo estamos detallando Mi correo y Facebook regidorjorgemontes@gmail.com; twitter y periscope @JORGEMONTES; liga musical de la semana https://www.youtube.com/watch?v=BYo88T7Q6Jk