Por Karen Delgado

“Que culpa tiene de ser mi cuñada, ella tiene ya muchos años trabajando en la administración”, fueron las palabras que el alcalde, Ramón Lemus Muñoz Ledo, precisó sobre el ascenso que tuvo su cuñada Ana María Ramírez al llegar a la presidencia municipal quien obtiene un sueldo de más de 25 mil pesos de manera mensual.

“Fue una promoción, quedó vacante el área, bueno la experiencia y el trabajo que venía realizando en las anteriores administraciones considere que tenía el perfil que podía aportar en buena medida lo que estábamos buscando”.

El primer molesto al ser cuestionado sobre el tema, dijo que Ana María quien cuenta con una jefatura y que formará parte de la dirección de gestión, cuenta con el perfil adecuado para realizar las diversas acciones de obtener recurso de diversas instancias.

“No solamente es la gestión ante el gobierno federal, en general las gestiones que hicieron  no solamente nuestro municipio sino todos los municipios  ante el gobierno federal las expectativas no fueron con mucho cercanas a lo que buscábamos, ella hico en tiempo y forma todas las acciones que corresponden, lamentablemente no tuvimos un eco tanto en el Congreso como en la propia federación, sin embargo, vamos a seguir trabajando y ella específicamente estará encargada de seguir persiguiendo los fondos”.

“Está trabajando con las embajadas a fin de hacer llegar recursos internacionales a asociaciones civiles que se han iniciado a conformar en la zona rural”.

El primer edil dijo que no es nepotismo, reiteró el trabajo realizado administraciones anteriores en la Secretaria Particular, “estaba trabajando en la administración ella venía realizando un trabajo muy bueno”.