Redacción

Para la Feria de Navidad Celaya 2016 y el Patronato de la Feria Regional Puerta de Oro del Bajío, los niños son el alma y el motor; así lo promueve el presidente del Consejo, Francisco Javier Ramírez Rivera. Es por ello que este año se impulsará con énfasis “Niños a la Feria” ¡que no se quede ninguno fuera!.

Este año la expectativa es dar atención a 15 mil niños; para ello se convoca a las escuelas de zonas rurales y urbanas para registrarlos y agendar la visita que este año permitirá “conozcan” otras épocas y el tiempo actual a través de nuestros espectáculos y atracciones.

Los pequeños podrán divertirse en los juegos mecánicos, pero además visitarán la Exposición ganadera y el Museo del automóvil.

Para que conozcan las justas de la “Edad media”, los actores del show medieval convivirán con ellos y les harán una muestra del espectáculo.

Asimismo podrán conocer los bellos ejemplares que integran el Espectáculo ecuestre y podrán divertirse con los payasos que actúan en el rodeo infantil.

El tiempo del recorrido para cada grupo, que integran en promedio 40 niños, es de 4 horas; la logística contempla 4 grupos por hora con la participación de 2 coordinadores y 16 voluntarios (jóvenes de 16 a 20 años de edad). A los niños se les brinda, además de diversión, transporte, su lunch y sin duda… ¡excelente compañía!.

Este año se sumará la próxima reina de la ciudad, será coronada el 16 de diciembre en el Teatro del Pueblo cuando se inaugure formalmente la Feria de Navidad Celaya 2016. Ella es Míriam Ledesma López, una jovencita de 20 años de edad quien tiene mucho trato con niños y personas de los grupos vulnerables.

A su corta edad, Míriam cuenta con su propia fundación, “Dibujando sonrisas” que busca proveer las necesidades básicas de las personas de escasos recursos, de todas las edades. Sabe de retos y por ello busca sumarse a esta actividad de entretenimiento para niños. La próxima reina es estudiante de psicología en la Universidad de Celaya.

En su participación durante la integración de la logística, Míriam destacó la importancia de fomentar la diversión y el entretenimiento desde que se es niño, porque se invierte en la prevención al permitirles disfrutar con amigos, conocer, convivir y experimentar nuevas actividades.

Justo ese es el objetivo de este programa, que además suma el sentido educativo y hacer de esta una experiencia extraordinaria que fomente la convivencia familiar.