Por redacción

León, Gto.- La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta predominantemente las articulaciones, pero puede llegar a cualquier órgano, por el dolor e inflamación que genera, llega a producir incapacidad y deformación.

Ante ello, el IMSS resaltó que hasta un 70% de la consulta en el servicio de reumatología, de la UMAE No. 1, es para pacientes con artritis reumatoide.

“Este padecimiento puede afectar órganos como ojo, pulmón, piel, aunque característicamente son las articulaciones. Es desconocido si existe alguna causa específica, pero es muy relacionada con causas genéticas”, señaló la reumatóloga de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Claudia Zepeda Moreno.

Agregó que existen genes que predisponen a la enfermedad, por lo que la combinación de éstos, con alguna infección de origen viral, puede desencadenar el padecimiento.

Al referirse a los síntomas, dijo que son: dolor en las articulaciones pequeñas como manos, inflamación y sentir rigidez por la mañana antes de iniciar las actividades cotidianas. Es una enfermedad que afecta en mayor medida a las mujeres, al parecer por razones genéticas.

La edad en la que aparece con más frecuencia es de los 20 a los 50 años de edad. Es una enfermedad que no se cura, sólo se controla.

Comentó que para la población derechohabiente del IMSS, que desafortunadamente padece esta enfermedad en mención, el Instituto cuenta con los medios y el personal profesional para ser tratados.