Redacción

La higiene de columna son los cuidados que debe tener la población, sobre todo los pacientes con alguna lesión, al realizar sus actividades de trabajo y cotidianas, a fin de evitar algún daño en la columna vertebral.

Para fortalecerla “recomendamos ejercicios, como la natación, en el que se movilizan todas las articulaciones y grupos musculares que se insertan en la columna. También existen ejercicios de estiramiento y relajación”, dijo el jefe de Traumatología y Ortopedia del Hospital General de Zona No. 21, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en León, doctor Juan Ignacio Vázquez Macías.

Otros ejercicios que ayudan, son: caminata y peladear la bicicleta, aunque no están relacionados directamente con la columna, ayudan en el fortalecimiento de la misma, indicó la especialista.

Para fortalecer la espalda baja es necesario hacer ejercicio apoyado en el piso, boca arriba, arqueando el tronco, mientras que para la parte posterior hay que practicar abdominales, pero siempre bajo supervisión profesional médica o de personal especialista en educación física para evitar generarnos lesiones.

Para evitar daño en columna es vital mantener el peso y talla en los niveles permitidos evitando el sobrepeso y la obesidad, no hay que levantar objetos pesados, pero de ser necesario, hacerlo de la manera correcta -doblando las rodillas para no forzar la columna- y pegar el objeto al cuerpo.

Recomendó a las amas de casa aplicar esta técnica mencionada durante sus actividades del hogar para que al final del día no padezcan dolor en la espalda baja. Para quienes trabajan levantando objetos pesados es recomendable utilizar una faja lumbar para evitar lesiones.

Comentó el especialista del IMSS que la lesión más común es la lumbalgia mecánica, que se presenta por malas posturas al sentarse, manejar e incluso al dormir y descansar, lo que se conoce como vicios posturales. Resaltó que aunque son los daños más comunes, son los que se pueden prevenir.

Otros padecimientos son la hernia de disco, por desarrollar actividades de manera inadecuada; inestabilidades en columna por alguna malformación congénita, traumatismo o problema degenerativo. Asimismo, se afecta la columna por infecciones y tumoraciones que originan dolor.

Dijo que el mayor número de casos de lumbalgia se presenta en trabajadores de oficina, de acuerdo a la demanda institucional de atención, y no, como se cree, en trabajadores de actividad laboral distinta, por ejemplo, los trabajadores de la construcción. Por ello, recomendó a las personas que realizan trabajo de oficina no permanecer más de dos horas en la misma posición y realizar ejercicio de estiramiento periódicamente para evitar este tipo de lesiones.