Redacción

A lo largo del año pasado, se renovaron más de 26 mil árboles en las diferentes vías públicas celayenses.

Debido al saneamiento ordinario, la seguridad de los transeúntes, el término de su ciclo de vida, aunado al peligro que representa que caigan sobre el cableado de la Comisión Federal de Electricidad y así como el mejoramiento en su imagen estética, la dirección de Servicios Municipales intervino el año pasado las áreas verdes en todo el territorio celayense, así como en escuelas públicas que lo requirieron.

De forma paulatina, el personal del área de Parque y Jardines de esta dependencia municipal acudió a la ubicación de esta vegetación para darle el mantenimiento adecuado a través de la poda de sus hojas, realizando más de 26 mil acciones de este tipo.

De igual forma, al valorar que el ejemplar ya representa un riesgo a la población ante algún vencimiento y caída parcial o total, los funcionarios municipales realizaron talas preventivas, llevando a cabo 167 acciones en 2017.

De acuerdo al programa interno de Servicios Municipales, las zonas prioritarias son principalmente los accesos a la ciudad, además de camellones y parques de convivencia, así como las jardineras en la vía pública.