Redacción

Mediante el diálogo, sigue avanzando el ordenamiento del comercio en San Juan de la Vega al reubicar a la comunidad de vendedores al mercado comunitario.

Con esta reubicación, se avanzó en el fortalecimiento de la economía local, ya que los habitantes de esta localidad tienen todos los productos de primera necesidad en un mismo lugar, en condiciones saludables y ordenadas para hacer sus compras, principalmente de la canasta básica.

En este sentido, también se cuidó, mediante mesas de trabajo, que se impactara positivamente en sus ventas y hasta el momento han dado resultados positivos para estas 80 familias que viven del comercio, ya que la gente si está acudiendo a realizar sus consumos a este lugar.

Además, los habitantes celayenses recuperaron el espacio del jardín principal de la comunidad, entre otros espacios públicos, y las familias ahora lo aprovechan para la cultura, el esparcimiento y cuentan con una mejor imagen urbana.

Esta estrategia de ordenamiento y legalidad de la dirección de Fiscalización consta de 4 etapas y la reubicación de los 80 comerciantes semi fijos al estacionamiento del mercado es la primera de ellas, que se logró mediante el diálogo entre vendedores y autoridades municipales.

La siguiente etapa consistirá en darles certeza legal de sus espacios para venta, mediante concesiones nuevas y la renovación de las existentes, en las que podrán acceder a las planchas de este mercado.

La siguiente etapa será concentrar a todos los tianguistas de la periferia en el estacionamiento del este centro comercial: actualmente el mercado comunitario tiene actividades comerciales los días lunes, martes, jueves y viernes; con la pretensión que los tianguistas y comerciantes ambulantes y semi fijos que están en otras zonas de la comunidad también puedan aprovechar las instalaciones de este mercado y la concurrencia de la gente que acude a hacer sus compras en este mismo lugar.

Posteriormente se potenciará este espacio para hacerlo más atractivo al mejorar la infraestructura de este mercado con trabajos de la dirección de Obras Públicas y de Fiscalización, con lo que se dignificarán estos nuevos espacios de venta; además, se realizarán eventos y actividades artísticas por parte del Sistema Municipal de Arte y Cultura de Celaya (SISMACC).

La última etapa consiste en regular a los diversos tianguis en esta comunidad, para que los ciudadanos tengan concentrados a los vendedores en un espacio más digno y con mejores condiciones para que acuda la gente y consuma de mejor forma; el objetivo es el apego al orden y la legalidad que establece el Reglamento de Mercados y Vendedores Ambulantes, para impulsar este comercio, respetando su historial y arraigo social, al ofrecerles un espacio más digno.

San Juan de la Vega es la primera comunidad celayense que cuenta con un mercado construido y acondicionado especialmente para el aprovechamiento de los comerciantes y sus clientes, al contar con servicio de energía eléctrica y baños públicos para uso de todos los asistentes, además de que los vendedores tienen la posibilidad de obtener una propiedad al adquirir la concesión de alguna de las planchas y poderla renovar cada 3 años.