Por redacción

Celaya, Gto.- Como parte de la plataforma del Frente encabezado por el PAN, PRD y MC, Saraí Núñez Cerón explicó que garantizará el acceso a la procuración e impartición de justicia con perspectiva de género y edad, con la finalidad de hacer realidad el derecho de las personas adultas mayores a una vida libre de violencia.

Resaltó el tema de la reforma del sistema de pensiones del país, con el fin de garantizar una pensión suficiente para el retiro digno de trabajadores.

“Revisaremos los montos que perciben los ex trabajadores y jubilados, valorando sus años de vida productiva y que sean suficientes para llevar un retiro digno y decoroso; además de incrementar las aportaciones para el fondo de retiro”, mencionó Saraí.

Durante su visita al Asilo de Ancianos de Celaya A.C., Saraí Núñez Cerón, candidata a Diputada Federal Distrito 12 de la Coalición ‘Por México a Frente’, expresó su preocupación ante la falta de atención que sufren algunos adultos mayores, por lo que una de sus propuestas como legisladora será el consolidar un Estado de Derecho en el que se incentive la mejora en la calidad de vida de este sector, respetando su dignidad y la libertad personal para su desarrollo; además de supervisar el tema de las pensiones, otorgando un retiro digno para los jubilados.

Por otro lado, expuso su interés por establecer políticas públicas que promuevan una calidad de vida digna y saludable para las personas adultas mayores, con enfoque de derechos humanos.

De este modo, Saraí compartió un entorno de diálogo con los adultos de este asilo, en donde le agradecieron su visita pero sobre todo, el haberlos tomado en cuenta, invitándola a que regrese pronto para que apoye la infraestructura y los servicios del lugar.

Fusionar o hacer intercambiables para el derechohabiente los fondos de vivienda y pensiones.

Establecer políticas públicas que garanticen los derechos de las mujeres, los niños, niñas y jóvenes, las personas adultas mayores y las personas con discapacidad; con un enfoque de inclusión social, sin discriminación o algún tipo de violencia.

Establecer políticas públicas que promuevan una calidad de vida digna y saludable para las personas adultas mayores, con un enfoque de derechos humanos.