Redacción

Antonio Chaurand llamó a recordar el recinto por ser un espacio para la manifestación artística y cultural, “por y para la población.

El Instituto de Arte y Cultura de Celaya celebró la vida artística de la ciudad, a través de tres exposiciones: “La Sonrisa” con más de 70 obras a cargo de población celayense de diversas edades, “Recordando a Ata, la Momia de Atacama” y “Tiempo Aislado”.

La noche de este viernes el director general del Instituto, Antonio Chaurand Sorzano, resaltó la creación y trayectoria de lo que se nombró Casa de la Cultura de Celaya, Instituto Regional de Bellas Artes, Francisco Eduardo Tresguerras, el 21 de septiembre de 1971.

Al recordar la fecha como un hechoimportante, destacó que el recinto en realidad inicio labores culturales y se rescató desde 1962, sin embargo, fue en  1971 cuando tuvo el nombre con el que la mayoría le conoce.

Después de la reflexión, aperturó las exposiciones que reunieron más de 100 obras en las diferentes salas del reciento: 73 por celayenses que participaron en la convocatoria “La Sonrisa”, “Tiempo Aislado” integradas por litografías de Melquiades González Becerra y “Recodando a Ata la Momia de Atacama”arte plástica en mosaico de Raúl Solís.

El director recordó que fue importante integrar la celebración mundial de La Sonrisa, esto, como parte de la visión que mantiene el Instituto de promover valores de generosidad a través de la promoción cultural accesible e incluyente.

También anunció que próximamente se darán a conocer las fechas para reconocer a quienes directamente trabajan por promover la sonrisa en la sociedad, como son los médicos de la risa.

La titular de la Coordinación de Galerías y Curaduría, Pamela Naomi Morales López, felicitó y agradeció a la población que participó en la convocatoria de La Sonrisa, misma que permanecerá hasta el 21 de octubre.

Se realizó con el objetivo de conocer el talento de la ciudadanía, es grato ver cada trabajo, cada obra tiene un espíritu distinto, muy diverso. Es muy motivador para nosotros que tratamos de alentar a la creación”.

Fueron destacados los artistas Raúl Solís y Melquiades González, quienes compartieron sobre sus procesos de creación con los asistentes a través de un recorrido por las salas Teresa del Conde, Jorge Alberto Manríque.