Por Redacción

Cortazar, Gto.-En el país circulan diariamente cerca de ocho millones de vehículos “chocolate”, y por ello, “es necesario darles certeza legal y jurídica, no sólo a los de las entidades federativas de la frontera norte, sino a todos los del país.

Esta cantidad la reportan organizaciones de la sociedad civil y campesinas, dijo el diputado federal Emmanuel Reyes, quien también señaló que esta situación “no sólo es un tema de justicia social, sino también de seguridad nacional”.

Entrevistado en esta ciudad, dijo que esta propuesta no fue aceptada por los de Morena, aunque esa corriente dice que está en defensa de los mexicanos.

En su propuesta, dijo que el próximo gobierno federal requiere suficiencia presupuestal para cumplir con las exigencias los mexicanos, debe fijar una cuota a los usuarios de estos vehículos, lo que representaría un ingreso millonario.

De esta manera, se podría dar salida a los grandes temas que hoy exigen soluciones, señaló.

Los perredistas respaldaron el punto de acuerdo referente a la regularización de autos de procedencia extranjera, pero fue rechazado por los integrantes de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, el legislador por Guanajuato, dijo que la entidad junto con Michoacán, Jalisco y Zacatecas “reportan el mayor índice de migración y, por ende, los que mayor número de vehículos introducen a México”.

Indicó que en Guanajuato, uno de los estados más violentos de México, hay alrededor de 200 mil vehículos de procedencia extranjera y además, existen reportes de que en la mayoría de los delitos, los utilizan.

Reyes Carmona enfatizó que la gran mayoría de los propietarios de los vehículos de procedencia extranjera, tienen voluntad y exigen regularizarlos.

“Están cansados de mordidas y moches, que tiene que pagar en las aduanas de la frontera norte para poder introducir sus vehículos, que con mucho sacrifico los obtienen los hermanos migrantes.

Pero señaló que “eso no garantiza la certeza de que más adelante, la Policía Federal, en complicidad con el SAT, retengan los vehículos de reciente modelo y que más les guste, según múltiples denuncias diversos afectados”, dijo.

El legislador del Sol Azteca anotó que en México hay cada vez más pobres, se ha incrementado la inflación, 40 por ciento de los trabajadores está registrados en el IMSS con tan solo dos salarios mínimos.

Y “la gente señala que solamente los burócratas pueden acceder a un crédito automotriz”.

Por lo tanto, para que un mexicano pueda adquirir un vehículo de modelo reciente, necesita ganar por lo menos 20 mil pesos.

Y dijo que por ejemplo, para comprar un auto sedan de 220 mil pesos, se tendría que pagar entre cinco mil 200 y seis mil 200 pesos durante cuatro años, con un enganche del 20 por ciento del costo del vehículo, según la CONDUSEF.

Y si a eso se le suman los múltiples requisitos y barreras crediticias que ponen en cualquier institución bancaria y agencias automotrices, “hace aún más imposible la adquisición de un vehículo.