Redacción

La regidora independiente, Mónica Delgado Delgado, propuso modificar rutas y horarios del transporte público a fin de que las paradas sean justo en las entradas de las escuelas de la ciudad para disminuir la probabilidad de que los estudiantes sean víctimas de delitos.

Lo anterior, derivado de los hechos de violencia que han sufrido alumnos de diferentes casas de estudio de la ciudad; el caso más reciente fue el Gabriel Luna Ibarra, estudiante del Tecnológico Nacional de México en Celaya, Guanajuato, quien perdió la vida al ser asaltado.

‘Ruta Segura para Estudiantes’, es el nombre del programa presentado por la Regidora en la Sesión de Ayuntamiento de este miércoles 09 de octubre, con el que se propone, de manera urgente, que las rutas del transporte público que conectan a los pasajeros estudiantes con sus universidades, preparatorias y todas las escuelas, tengan una parada exactamente o frente a la entrada principal de todas las casas de estudio del municipio.

La propuesta incluye, además, construir bahías en todas las entradas de las escuelas para el ascenso y descenso de los estudiantes al transporte público, cuya parada cuente con cámara de vigilancia; además la sustitución e instalación de nuevas luminarias. 

“Nuestros jóvenes necesitan con urgencia transporte público en paradas seguras, en horarios que se apeguen a su realidad, pues existen jornadas de estudio que terminan al igual que las rutas de transporte, lo que los expone a una espera insegura. Las jornadas de transporte público deben actualizarse a la realidad celayense.

“El transporte debe ser un servicio público que garantice la entrada de nuestros estudiantes, directa, a su casa de estudio y su seguro regreso a sus hogares”, expuso.

En Celaya-recalcó- no existe una estadística certera de cuantos estudiantes han sido violentados en las paradas del transporte público, de ahí la necesidad de establecer medidas que disminuyan la probabilidad de que sean víctimas de delitos;  prácticas que ya funcionan en otras ciudades del país como Morelia, Ciudad de México y la propia Capital de Guanajuato. 

Para ello también será necesario realizar acuerdos con las casas de estudio, pues buena parte de ellas cuenta con vigilancia en sus entradas, así como convenir la coordinación con la Dirección General de Policía Municipal, que también es una autoridad auxiliar en materia de movilidad y transporte. 

“El Ayuntamiento, las instituciones educativas, nuestros estudiantes y absolutamente toda la administración pública municipal debe coordinarse para lograr una política pública que garantice las rutas seguras para nuestros estudiantes y la población en general”.

“Nuestros estudiantes piden estudiar sin miedo. La seguridad en las paradas del transporte público es un tema que ya no puede esperar”, finalizó.