Redacción

Guanajuato, Gto.- La temporada de influenza estacional en Guanajuato (octubre 2019 a marzo 2020), suma 85 casos confirmados de influenza a nivel estatal, lo que representa un decremento de casos del 45 % en relación con la temporada pasada que fueron 155 casos.

En defunciones por influenza la temporada pasada iban 19 muertes y este año suman 6 casos, un decremento de casos del 68.42 %. 

Las personas que han fallecido tienen algo en común que no estaba vacunados, sin embargo, se reconoce la participación de la población para vacunarse, tan solo en esta temporada se aplicaron un millón 400 mil dosis, meta superada en relación a años pasados.

Daniel Díaz Martínez secretario de salud enfatizó en el biológico no evita que enfermes, pero evita complicaciones que pueden ser mortales.

Se priorizó la aplicación a los sectores vulnerables y se enfocará la aplicación en niños menores de 5 años, en adultos mayores y pacientes con enfermedades de riesgo

Así como personas con diabetes, mujeres embarazadas, personas con cáncer u obesidad mórbida. Aquellas personas que presentan asma o algún tipo de cardiopatía o aquellos que son diagnosticados inmunodeprimidos, entre otros grupos.

Aunque quedan ya pocas dosis de vacunas, el Secretario de Salud Daniel Díaz exhortó a los guanajuatenses a que acuda al Centro de Salud más cercano para revisar si son candidatos a la aplicación.

La aplicación es de manera gratuita sobre todo en Centros de Salud y demás unidades de primer nivel de atención.

Los serotipos que circulan durante esta temporada invernal

La meta es la aplicación de 1 millón 400 mil dosis que estarán entrando al estado por periodos.

La SSG emite las siguientes recomendaciones para disminuir los riesgos de contraer una enfermedad tipo influenza:

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol, después de toser, estornudar, limpiar la nariz, antes y después de cada comida, después de ir al baño.

Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo, a esta técnica se le llama estornudo de etiqueta.

No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.

Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en: casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc., ventilar y permitir la entrada de luz solar.

Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc.)

Beber agua y comer verduras y frutas, así como todo tipo de alimentos que contengan vitaminas A y C por su contenido para reforzar las defensas naturales del organismo.

Evitar los cambios bruscos de temperatura, utilizando ropa abrigada para disminuir el riesgo de contraer alguna enfermedad.

Y sobre todo, evite automedicarse.