Redacción

En Celaya, la mañana de este sábado dio inicio el operativo para llevar a cabo el cierre de negocios no esenciales en la zona centro, derivado del decreto federal emitido por la Secretaria de Salud y así evitar contagios masivos por el COVID-19, así lo dio a conocer el director de Protección Civil y Bomberos, Ramón Ortiz Oropeza. 

Este operativo concluyó alrededor de las 3 de la tarde en la que se tiene el registro de 96 inmuebles visitados, de los cuales 83 fueron de atención verbal y 13 con acta. 

En el operativo participó personal de Protección Civil y Bomberos, Fiscalización, Seguridad Pública con equipo antimotin así como personal del área jurídica del municipio. 

De manera pacífica el personal que formó parte del operativo recorrieron el primer cuadro del centro histórico, invitando a la gente a cerrar, se visitaron negocios como zapaterías, papelerías, venta de productos de plástico y tiendas de venta de ropa deportiva.

En dos tiendas en las que las que se ofrecen servicios financieros, venta de muebles y enseres, se inhabilitó la parte de productos y se continuara con el servicio de banco con las medidas sanitarias como proveer de gel antibacterial a los usuarios así como mantener la sana distancia.

“Se hizo la sesión de ayuntamiento el día de ayer, se llegó aun acuerdo para cerrar los negocios no esenciales, este operativo se estuvo llevando a cabo en el primer cuadro, no es que ya se termine por el día de hoy, continuaremos por la tarde en algunas otras zonas del municipio”. 

“El proceso es llegar a los comercios hacer la invitación a que cierren por ser un negocio no esencial, en caso de una negativa se procede a la clausura, no es que se deje algún documento, y nos vemos la semana que viene no, ya no estamos en esa etapa, ya la indicación es otra no es una decisión que tomamos nosotros, es un acuerdo federal se pública y nosotros le debemos da seguimiento como municipio”. 

Por la noche se realizará el operativo en bares y establecimientos con venta de bebidas alcohólicas.

De acuerdo al decreto federal, el cierre de los negocios no esenciales deberá permanecer hasta el 30 de mayo.