Redacción

León, Guanajuato.- Blanca Grisel Pérez Martínez abandonó la secundaria cuando apenas comenzaba, pues la pérdida de su mamá fue un golpe duro. Hoy, con 18 años y siendo la madre de dos pequeños ha retomado sus estudios para mejorar su calidad de vida y la de su familia.

En agosto del año pasado se enteró por una amiga de los servicios educativos de INAEBA, por lo que no dudó para tomar la oportunidad de culminar su secundaria. En los Centros Comunitarios Digitales Blanca aprendió a usar la computadora, lo que le fue de utilidad para continuar sus estudios mediante la herramienta “INAEBA en tu casa” durante la actual contingencia sanitaria.

Los Centros Comunitarios Digitales son espacios dignos, abiertos a la población que se encuentra en rezago educativo, donde INAEBA ofrece su servicio educativo y en ellos se puede tener acceso a equipos de cómputo e internet, así como tener la oportunidad de concluir sus estudios de primaria y secundaria a través del Modelo Educación para la Vida y el Trabajo.

“Te explican muy bien las cosas antes de contestar los exámenes; me enseñaron a usar la computadora”, cuenta Blanca, quien ha utilizado el servicio de asesoría en línea que ofrece INAEBA para resolver sus dudas al avanzar por cada uno de los módulos.

“Ser mamá es la responsabilidad más grande, pues lo que hagas siempre debes hacerlo para beneficio no solo mío, sino de los hijos y buscar que ellos sigan tus pasos, además de educarlos y aconsejarlos siempre con algo positivo para que sean buenas personas”.

Tadeo de 2 años e Iker de 1 año, hijos de Blanca, se han convertido en su motor para continuar con su formación académica; obteniendo su certificado de secundaria tiene como meta seguir estudiando la preparatoria para después convertirse en una enfermera.

“Mis hijos son mi motivación, yo quería terminar mi secundaria y seguir estudiando”, añadió Blanca, quien quiere convertirse en ejemplo para sus dos hijos de que la educación es el medio para conseguir mejores oportunidades personales y laborales.

“Que sigan estudiando, porque uno se supera y aprende muchas cosas; no ha sido fácil, pero sé que puedo. Quiero el bien para mis hijos y que cuando sean grandes tengan una carrera para que no batallen tanto”, dijo la madre de familia y estudiante.