Redacción

Debido a la importancia que representa el lavado de manos con agua y jabón, sobre todo durante la presente contingencia por COVID-19, el Seguro Social exhorta a la población a adoptar este hábito higiénico, ya que realizarlo de manera correcta y frecuente es la medida más eficaz para evitar 80 por ciento de las enfermedades gastrointestinales, principalmente diarrea.

El doctor Juan Carlos González Tarelo, coordinador de Epidemiología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 48 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, comentó que, a través de un acto sencillo y rápido, como el lavado de manos, se evitan algunos de los padecimientos más comunes como diarrea, vómito y fiebre, además de contagios por COVID-19. Destacó que otras enfermedades de contagio manual son: salmonelosis, gastroenteritis e incluso hepatitis tipo B.

Añadió que esta práctica también ayuda a evitar padecimientos tanto respiratorios como dermatológicos y sus complicaciones. En el caso de infecciones respiratorias pueden convertirse en sinusitis o bronconeumonía; y en cuanto a las de piel, pueden avanzar a dermatitis e, incluso, conjuntivitis.

Un correcto lavado de manos en la población infantil también permite reducir el número de casos por infecciones gastrointestinales y la incidencia de infecciones respiratorias, entre ellas la neumonía, que se constituye como una de las primeras causas de fallecimiento en menores de cinco años.

Precisó que una práctica inadecuada es cuando, al realizar el aseo, las personas no se retiran reloj, anillos y joyas, lo que ocasiona la acumulación de gérmenes.

El epidemiólogo reiteró que lavarse las manos es una herramienta fundamental para prevenir enfermedades. También, recomendó el uso de gel antibacterial, ya que su presentación permite llevarlo de un lugar a otro de manera fácil.