Redacción

Es de suma importancia que las instituciones de salud realicen acciones encaminadas a prevenir los riesgos del tabaquismo, sobre todo en la actual la emergencia sanitaria por COVID-19, ya que el tabaco eleva el riesgo de complicación ante esta enfermedad.

El tabaquismo es una adicción debido a que el cigarro contiene una gran cantidad de sustancias, entre las que se encuentra la nicotina, que genera dependencia. Ésta ha sido empleada por la industria tabacalera, lo que la pone al alcance fácil de cualquier persona, incluso de menores de edad, y es legal.

Los efectos que el tabaquismo causa a la salud son a diferentes niveles. No solo ataca el sistema respiratorio, también afecta el circulatorio. Genera daños a nivel cerebral, a los órganos sexuales y complica patologías previas en la persona que fuma. En ese sentido, el IMSS en Guanajuato promueve diversas acciones entre la población derechohabiente y las y los trabajadores del Instituto para evitarlo. 

El área de Trabajo Social realiza sesiones informativas en las salas de espera de las Unidades de Medicina Familiar, en las que informa sobre el incremento del riesgo de complicaciones ante la enfermedad de COVID-19 por tabaquismo, entre otras afectaciones. Asimismo, brinda orientación sobre temas del programa PrevenIMSS, como la prevención de adicciones y los factores de riesgo ante el consumo de tabaco.

Mónica García, derechohabiente del IMSS, adscrita al Hospital General de Zona No. 21, comentó que hace algunos años llegó a consumir una cajetilla de cigarros diariamente. Inició con su adicción al tabaco a los 16 años de edad, y la mantuvo por otros 16. Indicó que comenzó a fumar por presión de algunas amistades y la aceptación de algunos círculos sociales. Fue a través de la sensibilización por parte del personal del Seguro Social que hizo conciencia sobre los riesgos del tabaquismo a su salud y decidió dejar de fumar.

Como muestra de las acciones realizadas al respecto por el Instituto en la entidad, el complejo ubicado en León recibió el año pasado de parte de la Secretaría de Salud estatal, la certificación como Espacio Libre de Humo de Tabaco, en pro de la salud de las y los trabajadores del Instituto, así como de la población derechohabiente y de los visitantes que requieren de los servicios que se brindan.

Los espacios libres de humo de tabaco permiten: buena imagen, reducción de padecimientos asociados al tabaco, extensión de vida útil de equipos e instalaciones, evitar malestares generales, reducción de gastos relacionados con el consumo del tabaco, reducción de probabilidad de incendios, entre otros beneficios.

Actualmente, también se encuentran en proceso de certificación: el Teatro Ignacio García Téllez, el almacén central, el edificio del SNTSS, el Hospital General Regional No. 58 y la Planta de Lavado Central.