Redacción

En Celaya, el director de Protección Civil y Bomberos, Ramón Ortiz Oropeza, indicó que en coordinación con la dirección de Salud se atendió un reporte el lunes en Bodega Aurrera en Avenida Constituyentes la cual fue clausurada, por no cumplir con medidas sanitarias establecidas en el decreto municipal.

Cabe recordar que el pasado 19 de junio se emitió un decreto municipal donde se establece que el acceso a personas deberá ser: uso de equipo de protección personal lo que incluye cubrebocas, lentes protectores y/o caretas, así como el uso de tapete sanitizante para el control de acceso a las instalaciones, distanciamiento social, además de colocar despachadores de alcohol.

“Básicamente estuvo gente que se estuvo quejando por la cantidad en las filas para pagar, donde había mucha gente en cada una de ellas, no estaban respetando la distancia, la cantidad de gente que estaba al interior del inmueble superaba por mucho a la cantidad de personal que se tiene trabajando, eso hay que revisarlo para que no se sobrepase la cantidad de gente que acuda”.

“Hubo algunos detalles como falta de pedirle a los clientes el uso de cubrebocas, en cuanto a la toma de temperatura, no había sanitizante, de esta manera es como se toma la determinación de realizar el cierre, quien elabora el acta de la clausura es la dirección de Salud ellos llevan a cabo este seguimiento”.

Una vez que fue clausurado el lugar, el representante legal de la empresa, deberá presentar un oficio ante la dirección de salud para solicitar el retiro de los sellos y establecer que se compromete con lo establecido en el decreto emito por el municipio, con ello poder generar la apertura.

“El personal de la tienda con muy buena disposición, desde la entrevista y al termino del cierro con muy buena participación, se debe trabajar conforme establece el área de salud”.