Redacción

Guanajuato, Gto.- La Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil, informó que para las próximas 24 horas, se pronostican intervalos de chubascos y posible caída de granizo.

De acuerdo al reporte del Servicio Meteorológico Nacional, este día, la onda tropical número 33 recorrerá el sur de país y originará lluvias puntuales intensas acompañadas de descargas eléctricas en Guerrero y Oaxaca. Asimismo, un canal de baja presión permanecerá sobre el Golfo de México interaccionará con inestabilidad en niveles altos de la atmósfera, manteniendo las condiciones para lluvias muy fuertes en Puebla y Veracruz, además de chubascos en la Península de Yucatán. 

Otro canal de baja presión se extenderá desde el norte hasta el centro del territorio del país, este sistema producirá lluvias fuertes a muy fuertes con tormentas eléctricas en el norte, occidente y centro del territorio nacional, incluido el Valle de México, así como vientos con rachas de 50 a 60 km/h en Sonora y Chihuahua. Un vórtice en la atmósfera superior originará intervalos de chubascos en Sonora. Finalmente, prevalecerá ambiente muy caluroso en la Península de Yucatán y en zonas del noroeste del territorio nacional.

En tanto en el estado de Guanajuato, continuará fresco con bancos de niebla y frío por la mañana, con ambiente templado durante el día. Se espera un cielo nubladoprincipalmente por la tarde.

Se pronostican intervalos de chubascos acompañados de descargas eléctricas, fuertes vientos y posible caída de granizo. Los vientos soplarán del este y noreste de 10 a 20kilómetros por hora con rachas de 30 a 40 kilómetros por hora.

Se mantienen las acciones de seguimiento en zonas afectadas

Autoridades de los tres niveles de gobierno permanecen realizando diversas acciones con la finalidad de volver a la normalidad en las zonas afectadas debido a las inundaciones registradas en los municipios de Pénjamo y Abasolo.

Por ello personal de las instituciones de auxilio y emergencias continúan realizando labores de monitoreo en cuerpos de agua, lo que permite disponer de medidas de prevención de riesgos.

Autoridades sanitarias mantiene los trabajos desaneamiento en las viviendas que registraron afectación por la introducción de agua se mantiene, así como la asistencia social a las familias que resultaron afectadas.

En tanto que los efectivos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), se encuentran de maneta permanente resguardando   las zonas afectadas.

Ante cualquier eventualidad, la Coordinación Estatal de Protección Civil, pone a disposición de la población el número de emergencia 9-1-1 o el número 800 7147 911, para reportar cualquier eventualidad.