Redacción

Debido a que 45 viviendas resultaron afectadas tras la inundación de la comunidad de La Cruz, la Comisión de Derechos Humanos en el Ayuntamiento gestionará ante el Instituto Municipal de Investigación, Planeación y Estadística (IMIPE) y la Dirección de Desarrollo Social reserva territorial para reubicación de hogares y acciones de apoyo en materia de vivienda, respectivamente.

En virtud de que la vivienda se considera un derecho humano, la regidora por MORENA quien preside la comisión, Catalina Puga Resillas, pidió a la Dirección de Protección Civil y Bomberos un informe respecto a las afectaciones residenciales en la comunidad rural, determinando que hubo afectaciones a 45 viviendas, dos de las cuales deberán ser demolidas además de una escuela primaria dictaminada como inutilizable que también deberá ser reubicada.

Marco Antonio Villa Corral, director de la dependencia, acudió con parte de su equipo de trabajo y establecieron que la grieta podría crecer y afectar más a la comunidad, agregando que además existe un riesgo similar en las comunidades de Rincón de Tamayo y Capulines.

“La razón de convocar a esta reunión con este tema es visibilizar la necesidad de poner este tema en la mesa porque el gobierno debe ser cercano al pueblo no solo en el discurso”, expresó la edil morenista quien agregó que en pocos días hará una visita al lugar afectado con la fracción de su partido.